Astronauta con panel solar

He montado este “astronauta” que se mueve con un motorcito alimentado con una pila o con un pequeño panel solar. Lo he encontrado en el catálogo de Cebekit, una empresa de kits educativos, especializados en la formación tecnológica. Este modelo en concreto costó unos 16 euros y fue un regalo para uno de mis sobrinos. Se pueden seguir las instrucciones (como he hecho yo) como ejercicio para desarrollar la visión espacial y la habilidad manual. Aunque, quizás, más interesante y económico sería, copiando inspirándonos en este modelo, comprar distintos componentes en una ferretería, fabricar la estructura con madera de balsa y plantear el reto de hacer un robot que pueda desplazarse. Seguro que los niños nos sorprenderían.

El siguiente vídeo(*) resume el proceso de montaje y muestra cómo funciona el dispositivo:

(*)La música es la del inicio de la canción “If I Could” de Sophie Zelmani.

El disco de Newton

Disco de NewtonIsaac Newton se dio cuenta de que la luz blanca, del Sol, se descomponía en los colores del arcoiris al hacerla pasar a través de un prisma de cristal, así que pensó que esos mismos colores pueden volver a unirse para formar la luz blanca. Para demostrarlo ideó un disco con sectores pintados de cada uno de los colores del arcoiris. Al hacerlo girar rápidamente, estos se combinan formando el color blanco.

En este caso yo lo pinté  igual que Newton (como se ve en la imagen de la izquierda, extraída de la wikipedia) aunque, por una confusión sobre el nombre de los colores, usé turquesa en lugar del llamado índigo que es en realidad añil en español. En definitiva, me quedó así: amarillo (un sector de 30º), verde (30º), azul (30º), turquesa (15º), violeta (30º), rojo (30º) y naranja (15º). Para hacerlo girar acoplé un motorcito con su pila y un interruptor, algo que Sir Isaac no pudo hacer porque en su tiempo aún no se habían inventado. En internet hay cientos de vídeos con esta misma experiencia pero yo voy a mostrar el que hice con lápices de colores para llevar a la “semana cultural”. En general fue motivo de asombro para los niños que lo vieron, algo que tengo que reconocer me asombró a mí también: a veces pensamos que los niños de hoy en día ya lo han visto todo y no es verdad. Así se ve el disco al girar:

Cohete

Este es un pcohete paso 2equeño cohete que hice con cartulina, un globo y cañitas, una actividad de las que se puede catalogar como “vieja como el mundo” y que me parece didáctica para niños pequeños. Surgió com trabajo para hacer con los de primero en la “semana cultural”, donde había que preparar un taller de un par de horas. Al final me tocó estar con niños mayores e hicimos un zoótropo, que quizás algún día ponga aquí. Aquí y aq he colgado el cohete que yo hice para que pueda ser usado como plantilla. Yo he puesto una cañita fina  por donde he pasado hilo de nailon y una más gruesa (con la fina la fuerza es insuficiente par impulsar el cohete) donde va el globo enganchado con un elástico.  Todo va pegado con cinta adhesiva y pegamento de barra normal y corriente.

Se trata de mostrar el principio de funcionamiento de un cohete, que se basa en la tercera ley de Newton: a cada acción corresponde siempre una reacción igual y contraria. En un globo inflado y cerrado la presión del aire actúa en todas las direcciones pero el globo no se mueve porque las fuerzas de las paredes se anulan con las fuerzas del aire. Si dejamos escapar el aire del globo, tendremos un chorro de moléculas de gas que sale a gran velocidad, provocando la correspondiente reacción que impulsa el cohete en sentido opuesto, o sea, hacia delante. En los cohetes de verdad ocurre lo mismo pero no hay globos sino cámaras de combustión donde además de combustible hay oxígeno.

Finalmente incluyo un vídeo, grabado con más pena que gloria, donde se ve el ingenio en funcionamiento: 3,2,1…

A %d blogueros les gusta esto: