Cuaderno de lugares comunes

Una actividad bonita para niños de Primaria es la de llevar un cuaderno de ‘lugares comunes’. Estos son cuadernos de citas memorables cuyo uso se remonta a Aristóteles y que se convirtieron en imprescindibles en las escuelas del Renacimiento hasta el punto de que todo estudiante llevaba uno. La idea se generalizó más tarde entre cierto tipo de lector ilustrado.

En el caso de esta actividad escolar, la idea es que los niños dediquen una pequeña libreta a copiar, no sólo los pasajes que les llamen la atención de los libros que vayan leyendo, sino  frases que escuchen, pintadas en muros y hasta diálogos de dibujos animados o películas que de un modo u otro les hayan llamado la atención. Si pudieran escribir alguna reflexión que les susciten los textos, mejor que mejor. Los pensamientos ajenos estimulan los propios.

Se puede encontrar más información aquí.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: